World of Armor



Bienvenido a World of Armor, una página dedica especialmente a los carros de combate de la Segunda Guerra Mundial, aunque también haremos mención a carros de entreguerras y de la década de los 40.

Esta página es personal, pero si alguien quiere añadir información sobre cualquier tipo de vehículos de la Segunda Guerra Mundial, puede contactar conmigo y veremos de añadirlo a la página.

Intentaré que esta página sea neutral, es decir, no favorecer a ninguno de los bandos implicados en la guerra, sino ser lo más objetivos posibles. Se permitirán comentarios en los artículos, lo que significa que se permite criticar lo que vaya colgando, siempre y cuando se respeten las normas habituales de convivencia y no se falte el respeto. Críticas constructivas sí, destructivas no.

El objetivo de esta página es la de informar a los aficionados de los carros de combate, cómo eran, sus características y sobre todo, hacer análisis de alto rigor con el fin de sacar conclusiones realistas sobre los vehículos que revolucionaron el arte de la guerra. Aparte de lo citado, también pondré algún artículo que haga referencia a los carros de combate, pero que se centre en batallas o temas por el estilo.

sábado, 25 de febrero de 2017

SU-100

La artillería hipomóvil era abundante al inicio de la Segunda Guerra Mundial. El ejército alemán usó tanto el Panzer IV como el StuG III como apoyo montando un obús de 75mm capaz de dar apoyo a los Panzer III, de tal forma que podían ayudar durante las ofensivas. Por aquel entonces, el ejército soviético empezaba a fabricar los T-34 y KV-1 que montaban un cañón multipropósito de 76mm.

El avance de las ofensivas y el comienzo de las hostilidades entre Alemania y la URSS propició una carrera armamentística desenfrenada. El concepto de cañón de asalto gustó al ejército Rojo que rápidamente lo copió creando el SU-122. Se trataba del chasis del T-34, que estaba siendo fabricado en masa, sin torreta y con un obús de 122mm. A pesar de la buena pegada usando munición explosiva, la cadencia y el poco arco frontal del obús, junto con el poco espacio interior, provocaban que su rendimiento fuera limitado.

Se usaron otros chasis para montar obuses de 122mm y 152mm (KV e IS), mientras que en el chasis del T-34 se buscó montar un cañón multipropósito que pudiera ser usado también contra carros de combate. Ya existía el SU-76 basado en el chasis del T-70 que no permitía instalar un cañón más grande, por lo que el chasis del T-34 era adecuado para montar un nuevo cañón de 85mm, naciendo así el SU-85.

Este nuevo diseño estaba condenado a quedar obsoleto, pues el T-34-85 nació en 1943 y se fabricó en grandes cantidades a partir de 1944, por lo que fabricar el SU-85 no suponía ninguna ventaja a la de fabricar el T-34-85 que sí tenía torreta y podía ser usado tanto defensivamente como ofensivamente.

Antes de la sustitución del SU-85 por el T-34-85 en las cadenas de montaje, el ejército soviético ya buscaba una alternativa para montar un cañón más potente sobre el chasis del T-34, que fuera capaz de enfrentarse a los carros de combate pesados alemanes. El 11 de noviembre de 1943 se aceptó incorporar un cañón de 100mm dado que el retroceso de un cañón de 122mm o 152mm requeriría una remodelación importante del chasis y tampoco era aceptable montar un obús porque para ese fin ya estaba el SU-152 o ISU-152.

Desarrollo

En otoño de 1943 se decidió montar un cañón de 85mm en el T-34, lo cual provocaría el cese de la producción del SU-85 que ya se fabricaba desde agosto del mismo año. Las alternativas más factibles eran un cañón de 100m o 122mm, los cuales estaban bajo debate para el IS-2. Con tan solo 18 días para diseñar el prototipo que sustituyera al US-85, se pensó inicialmente en modificar el cañón naval D-34, pero debido al tiempo que requeriría modificarlo para poder montarlo, fue rechazado junto con el cañón D-10-85.

El cañón de campaña BS-3 tenía unas dimensiones parecidas al D-5S de 85mm, por lo que los ajustes no serían muy costosos en términos de tiempo, además de haberse probado contra el Panther y el Tiger I con resultados favorables. La Fábrica #9 comenzó a producir el cañón bajo la designación D-10S ("S" de Self-propelled gun - artillería autopropulsada), aunque la munición perforante (AP) no llegó hasta después de mediados de 1944.

Durante las pruebas en Uralmashzavod, en Sverdlovsk, se comprobó que el 122mm precisaba mayor espacio para albergar el cañón, lo cual provocó que se eligiera el 100mm desplazando al jefe del carro hacia la derecha y añadiendo una cúpula del comandante al vehículo (esta configuración se aplicó previamente al SU-85 durante la primavera de 1944).

Una segunda ronda de pruebas tuvo lugar entre el 20 y 25 de febrero de 1944, donde el "Object 138" (denominación del prototipo del SU-100) disparó 1040 veces y avanzó 864km con resultados favores y sólo unos pequeños reajustes solicitados antes de ser puesto en las cadenas de producción.

El 14 de abril se fabricó una variante llamada SU-85M que montaba un cañón D-5S-85 que mejoraba la penetraron en un 20% respecto el D-5S montado en el SU-85 original. Este prototipo fue aceptado para las pruebas debido a la cantidad de munición del SU-100. El 5 de mayo se completó el prototipo y se fabricaron varias unidades hasta diciembre, cuando la producción de los proyectil BR-412B estuvo lista, pues hasta noviembre hubo problemas a la hora de fabricar el proyectil y su calidad no era suficiente para pasar a la producción en masa.

Los principales problemas del SU-100 eran su reducido interior y la pequeña cantidad de proyectiles que había bajado de 48 proyectiles de 85mm a sólo 33 proyectiles de 100mm debido al mayor volumen ocupado.

Las pruebas definitivas se produjeron en el verano de 1944 cuando se probaron dos prototipos, el SU-100 y el SU-122P. El retroceso del cañón D-25S era demasiado para el bastidor y dado que la producción del cañón D-10 ya estaba en marcha desde julio de 1944. Del 24 al 28 de junio el SU-100 disparó 923 proyectiles de pruebas con buenos resultados. En septiembre se comenzó la producción del SU-100.

Hubo que hacer algunas modificaciones en la suspensión, pues el peso en la parte delantera es mayor que en las versiones anteriores debido al nuevo cañón, por lo que los muelles delanteros tuvieron que pasar de los 30mm a los 34mm. EL 11 de noviembre se empezó a repartir la munición perforante y para diciembre se enviaron las primeras unidades equipadas y listas para el combate.

Para finales de 1944 la producción de cazacarros SU-100 alcanzaba ya las 500 unidades y para mediados de 1945 otras 700 unidades más. En el otoño de 1945, la producción de SU-100 alcanzaba las 2495 unidades y se especula que en 1947 se retomó la producción con 198 unidades más.

En el verano de 1944 se creó un ESU-100 que incluía una transmisión eléctrica, pero el proyecto fue abandonado debido a su baja fiabilidad.

La primera gran confrontación donde participó el SU-100 fue durante la ofensiva del Vístula-Oder en enero de 1945 en Polonia. En diciembre de 1944, las Brigadas de Artillería Mecanizada de la Guardia llevaban 65 SU-100 cada una y los regimientos 5 unidades.

Durante los primeros combates se añadieron al techo dos ventiladores debido a la insatisfactoria ventilación. En 1969, el ejército soviético modernizó el SU-100 añadiéndole un soporte para bidones de combustible de 200l, nuevas ruedas de rodadura de estrella, una caja externa de la bomba de combustible y un proyector de infrarrojos del conductor.

Descripción

El SU-100 parte del chasis del T-34 y de la experiencia del SU-85. El vehículo medía 6,1m de largo (9,45m con el cañón), por 3m de ancho y 2,25m de alto. Su peso era de 31,6 toneladas.

El frontal tenía 75mm de blindaje homogéneo laminado a 50º de la vertical. El mantelete empleaba acero forjado con el fin de facilitar y acelerar la producción y conservaba la escotilla de salida de los T-34 originales. También solían añadirse cadenas adosadas en el frontal como repuesto y para aumentar la protección total. El resto del casco era de 45mm como en el T-34 original.

La visión estaba compuesta por una mirilla telescópica TSh-19 de 4x aumentos, más dos periscopios MK.IV de visión panorámica, uno sobre la cúpula del comandante y otro encima del artillero.

El cañón D10S L/56 de 100mm le proporcionaba una buena potencia de fuego, con una cadencia de 6 proyectiles por minuto, era capaz de penetrar al Tiger I o al Panther frontalmente a 1500m (a Ferdinand sólo de lado a 2000m) como mostraron las pruebas realizadas entre el 24 y 28 de junio de 1944. El cañón tenía un arco horizontal de 8º hacia cada lado (16º en total) y una elevación de -3º a +20º. El armamento secundario constaba de 3 subfusiles PPSh-41 y disponía de portezuelas para usar los subfusiles desde el interior.

La munición constaba de 33 proyectiles, 18 penetrantes y 15 de alto explosivo. A continuación se muestran las tablas de penetración soviéticas del cañón D-10.

Cañón Munición Tipo Peso
(kg)
V. Inicial
(m/s)
Ángulo Penetración del proyectil (en mm)
a 100 m a 500 m a 1.000 m a 1.500 m a 2.000 m
100 mm D-10S (L/59) BR-412 AP 15.88 880 - 155 135 115 100
BR-412 AP 15.88 880 30º - 125 110 95 87

Sobre la movilidad, el SU-100 estaba propulsado por un motor diésel V-2-34de 500CV a 1700rpm. Pesaba 31,6 toneladas, por lo que poseía una relación potencia/peso de 15,82CV/t. Su presión sobre el suelo era de 0,8kg/m2, podía alcanzar los 50km/h por carretera y 20km/h campo a traviesa.

Llevaba 670 litros de combustible repartidos en 400l en el depósito interno más 4 depósitos externos de 90l cada uno (3 de combustible y uno de aceite). SU autonomía era de 200km (310 con depósitos externos) por carretera y 140km (215km con depósitos externos) campo a traviesa. Su consumo era de 2,1l por carretera y 3l campo a traviesa.

Fuentes

Artículo creado por ACB, el Mutie

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada