World of Armor



Bienvenido a World of Armor, una página dedica especialmente a los carros de combate de la Segunda Guerra Mundial, aunque también haremos mención a carros de entreguerras y de la década de los 40.

Esta página es personal, pero si alguien quiere añadir información sobre cualquier tipo de vehículos de la Segunda Guerra Mundial, puede contactar conmigo y veremos de añadirlo a la página.

Intentaré que esta página sea neutral, es decir, no favorecer a ninguno de los bandos implicados en la guerra, sino ser lo más objetivos posibles. Se permitirán comentarios en los artículos, lo que significa que se permite criticar lo que vaya colgando, siempre y cuando se respeten las normas habituales de convivencia y no se falte el respeto. Críticas constructivas sí, destructivas no.

El objetivo de esta página es la de informar a los aficionados de los carros de combate, cómo eran, sus características y sobre todo, hacer análisis de alto rigor con el fin de sacar conclusiones realistas sobre los vehículos que revolucionaron el arte de la guerra. Aparte de lo citado, también pondré algún artículo que haga referencia a los carros de combate, pero que se centre en batallas o temas por el estilo.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

El Frontal del T-34

Las soldaduras en los carros de combate supusieron un gran avance, pero no todo iba soldado ni todo se unía de la misma forma. Por ejemplo, algunos blindajes alemanes usaban planchas entrelazadas, de tal forma que encajaban como un engranaje y luego se soldaban. Otros vehículos usaban remaches por falta de personal cualificado para soldar y por sencillez (véase Panzer 38(t)).

Los soviéticos fueron sustituyendo los remaches por soldadura en la mayor parte de sus vehículos, pero mantuvieron los remaches en ciertas zonas con el fin de ahorrar en costes y de paliar la falta de buenos soldadores. En el caso del T-34, para unir las dos planchas frontales, la superior y la inferior, usaron un curioso sistema. Veamos un esquema:

La pieza central está hecha de acero fundido y unida a las planchas por medio de remaches. Este sistema lo usaron hasta 1945 cuando finalmente pasaron a usar soldadura completa sin la necesidad de esa pieza de sujeción.

La plancha inferior tenía un corte donde se enganchaba la plancha superior y luego se soldaba. La muesca del blindaje servía para que en caso de fallo en la soldadura, la plancha no cedía, sino permanecía en el sitio al estar incrustada. Ya en otros casos se buscaba ocultar las soldaduras. El KV-1 es un claro ejemplo. Las planchas de blindaje están mal encajadas a propósito, de tal forma que las soldaduras siempre queden hacia dentro y en caso de impacto, será el acero el que reciba el golpe, no la soldadura (Véase la plancha frontal del KV-1 que sobresale un poco por arriba).

Veamos dos ejemplos reales del T-34, uno con la pieza para unir la plancha superior con la inferior y otro con las planchas soldadas.

T-34. Se pueden observar los remaches para sujetar la pieza de unión.

En la imagen se pueden apreciar los remaches que unían las dos planchas a la pieza de acero fundido. Veamos ahora un T-34-85 que ya no usa remaches y lleva las dos planchas frontales soldadas.

En este T-34-85 se observa claramente como el blindaje está totalmente soldado.

Fuentes

Artículo creado por ACB, el Mutie

No hay comentarios:

Publicar un comentario